Cómo ahorrar al elegir un hotel para tu viaje de trabajo

  • El nuevo viajero de negocios ahora puede pagar por lo que realmente necesita, reservar de manera rápida, y además obtener beneficios como viajero frecuente

 

Clase Turista

 

El concepto “viaje de negocios” ha vivido una profunda transformación en los últimos años; en parte porque el mundo empresarial está cambiando y, como consecuencia, han surgido nuevas tendencias y perfiles de viajeros.

En la actualidad, los viajes de negocios ya no son exclusivos de altos ejecutivos o dueños de grandes empresas. El número de trabajadores independientes, que incluye a dueños de PyMes y profesionales autónomos, ha aumentado considerablemente en América Latina y, por lo tanto, ha surgido un nuevo viajero de negocios.

Según el Banco Mundial, este nuevo emprendedor y viajero de negocios tiene mayor presencia en México, Perú, Colombia, Chile y Argentina, y conserva un perfil impulsado por el uso de la tecnología, el ávido interés en lo cultural, una mentalidad de “trabajar de manera inteligente, y no intensa”, y el cometido de invertir su dinero de manera estratégica.

Una de las necesidades de este tipo de viajero es usar sus recursos de manera eficiente, ya sea durante la planificación de una reunión fuera de su ciudad o para expandir su negocio en otras regiones. Es cierto que buscan ahorrar dinero, pero también hacer más eficiente su tiempo al momento de planificar.

En ese sentido, y con estas nuevas demandas del mercado, las opciones de hospedaje en Latinoamérica se están innovando con el propósito de marcar una tendencia de alojamiento con altos estándares de calidad en los servicios básicos, precios accesibles y un sistema de reservas amigable apalancado en tecnología.

El nuevo viajero de negocios ahora puede pagar por lo que realmente necesita, reservar de manera rápida, y además obtener beneficios como viajero frecuente. En ese sentido, estos tips son claves para ahorrar al momento de elegir un hotel para un viaje por motivos de trabajo:

Reservar por canales directos

Las nuevas demandas del turismo de negocio incluyen el uso de la tecnología, tanto para hacer la experiencia del usuario más amigable como para encontrar las mejores tarifas fácilmente.

Por ello, las empresas hoteleras están desarrollando sus propias aplicaciones móviles para ofrecer descuentos especiales a sus usuarios y promover las reservas por sus canales directos, ya que al hacer una reservación por plataformas como Booking o Airbnb el hotel debe pagar una comisión, lo cual aumenta el costo de la noche de alojamiento, a diferencia de cuando se hace de manera directa con el hotel que se encuentra las tarifas más bajas.

Alojarse en una cadena de hoteles

Si viajas por trabajo y con frecuencia a diferentes destinos, una buena opción es alojarte en una cadena de hoteles, ya que tendrás múltiples alternativas de ubicaciones que facilitarán la tarea de encontrar un hotel para cada lugar que visites. Por ejemplo, la cadena Ayenda, cuenta con más de 300 hoteles en Colombia, México y Perú; que además facilita la parte administrativa y de facturación con una misma empresa.

En el caso de los viajes grupales por trabajo, también es conveniente alojarse en una cadena hotelera ya que puede resolver la logística de capacidad de alojamiento cuando el grupo es numeroso.

Buscar una ubicación estratégica

En un viaje de trabajo es importante alojarse cerca de la zona de influencia para ahorrar tiempo en traslados y reducir gastos extras. Si el viaje es relámpago, podría ser conveniente alojarse cerca al aeropuerto o terminal de buses, ya que estas zonas suelen tener un tráfico vehicular denso; pero si es un viaje de varios días, una buena idea es elegir una zona central, para además de las actividades laborales aprovechar y disfrutar de los atractivos del lugar.

Negociar un convenio corporativo

Otra de las ventajas de alojarse en una cadena hotelera, es que puedes acceder a un convenio corporativo cuando tus viajes o de tus colaboradores son recurrentes o de larga estadía. Este tipo de convenios suelen incluir descuentos, beneficios exclusivos, y hasta incentivos como tarifas especiales para los familiares de los trabajadores de una empresa.

Con estas recomendaciones, el nuevo viajero de negocios puede impactar de manera positiva su experiencia, y al mismo tiempo invertir tiempo y dinero de manera efectiva. Las tarifas hoteleras ya no serán intimidantes para las carteras de los  emprendedores y pequeñas empresas, que buscan llevar a sus trabajadores y colaboradores a otros destinos para concretar negocios. La clave está en hacer una correcta planificación, saber gestionar los gastos y elegir plataformas adecuadas.