¡Escápate al invierno de Jackson Hole!

  • Encontrarás diferentes opciones para pasar esta temporada

 

Clase Turista

Regresan las mañanas con chimeneas humeantes, la nieve recién caída estilo polvo de champán, los desayunos con las recetas de wafles más originales en la cima en Corbet’s Cabin, así como los mejores descensos de la montaña en medio de una tormenta de nieve a Jackson Hole Mountain Resort (JHMR) en Wyoming, Estados Unidos. Las maravillas de la estación más fría del año, la vida salvaje, el espíritu indomable de los Alpes y el estilo del viejo oeste son una invitación para los viajeros a escaparse al invierno en Jackson Hole.

Toneladas de nieve durante 137 días

Esquiadores y snowboarders de diversas partes del mundo se preparan para la 56ª temporada de invierno, la cual promete toneladas de la mejor nieve –12.7 metros anuales para ser exactos– para deslizarse a lo largo de la montaña. El terreno de Jackson Hole es mundialmente conocido por tener los descensos más extensos, así como diferentes pistas para todos los niveles. Por lo que no importa si nunca te has puesto un par de esquís, si has tomado lecciones previas o bien, si eres un esquiador aventurero, pues el resort cuenta con instructores sumamente capacitados, que además hablan español, para enseñarte la técnica en Solitude Station.

La entrada a la diversión

Desde que el avión está por aterrizar en el Aeropuerto de Jackson, el valle te quitará el aliento pues marca el comienzo de un viaje impresionante. Gracias a su conectividad aérea desde 13 ciudades en Estados Unidos y vuelos de conexión desde México (Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey), es muy fácil acceder al destino. El aeródromo está situado en la base de la cordillera espectacular de los Tetons, dentro del Parque Nacional Grand Teton. Aunque sea invierno y llegues en medio de una tormenta de nieve, se siente el calorcito que recibe a los viajeros. Desde ahí, el recorrido en carretera es de 20 minutos hacia Teton Village y en el camino seguramente tendrás la suerte de ver manadas de alces.

En medio de grandes parques

Pocos destinos son comparables con Jackson. Su ubicación en medio de grandes ecosistemas que lo rodean, los Parques Nacionales de Yellowstone y Grand Teton, lo convierte en un lugar excepcional en el mundo, donde se une el entorno natural e invernal intacto con las grandes aventuras de montaña; ideal para las actividades al aire libre. Aquí podrás alojarte en hoteles exclusivos al pie de la montaña como Four Seasons, una cabaña lujosa en Granite Ridge Lodge para toda la familia o en el corazón del pueblo en el Hotel Jackson, tan acogedor que no querrás irte. Al abrir la ventana de la habitación será inevitable que el espíritu de los Tetons se cuele y te impregne de esa energía tan especial.

El estilo del salvaje oeste

Pocos lugares mantienen vivo el espíritu de sus orígenes. La pasión detrás de todo lo que Jackson Hole Mountain Resort aporta al amor por las montañas y el invierno, es impulsada por la comunidad y el valle que lo rodean. Las mejores historias de esta temporada tienen que ver con el lugar, la comunidad que vive en armonía con la naturaleza combinada con los deportes de invierno del resort, con un acceso inigualable a los extraordinarios alrededores, así como el verdadero carácter y autenticidad del oeste.

Imagínate en medio de las montañas escarpadas de nieve mientras subes en el teleférico para descubrir su grandeza, más cerca de la vida salvaje de lo que nunca has estado, disfrutando de un chocolate caliente o unos wafles de mantequilla de maní a 3,185 metros de altura y la calidez de una comunidad que te recibirá con los brazos abiertos. Si no has tenido la ocasión para esquiar, este es el mejor plan para invierno, ¡escápate a Jackson Hole!