Análisis a Fondo

  • Las Reservas Internacionales
  • La Base Monetaria, o el dinero en circulación
  • Importante saber para no dar palos de ciego
  • Por Francisco Gómez Maza

 

Clase Turista

 

 

Este martes 7 de julio, como cada martes, me bebí el primer cafecito de la jornada, leyendo en el smartphone el reporte que, cada martes, envía el banco central, informando del comportamiento de su estado de cuenta, integrado por las reservas internacionales y la base monetaria.

Dejemos hoy a un lado la realidad de que, si es correcta o es una estupidez la decisión de AMLO de viajar a la capital del imperio para estrecharle la mano a Trump, porque creo que es importante que todos tengamos una información general para ver lo que ocurre en la economía.

Qué son la base monetaria y las reservas internacionales, de las que, cada semana, nos informa el instituto bancario central.

Esta información básica cobra especial interés, en momentos en que unos dicen que en economía todo va bien, y otros, que todo va mal. Tendrían que conocerla chairos y fifíes para no andar dando palos de ciego cada vez que abren la boca malinformándose y buscando peras al olmo, o chichis a la serpiente.

Lo cierto es que ni todo va bien ni todo va mal, como lo atestiguan las cuentas del banco central, institución que maneja, de manera autónoma, la política monetaria y cuida del comportamiento de los precios en la economía.

Pero qué es la base monetaria.

No nos vamos a detener mucho en este rubro. Es mucho más sencillo de lo que la expresión no lo revela. El lenguaje económico muchas veces es críptico. Pero sólo basta meternos, y ni siquiera a los libros de ciencia económica, sino a un buen diccionario: La base monetaria es la suma de los billetes y monedas que están en circulación entre el público, más los depósitos bancarios en cuenta corriente en el Banco de México.

Las reservas internacionales, por otro lado, que por cierto han tenido espléndidos comportamientos semana a semana, muy a pesar de los fifíes – en ésta se incrementaron en 1,605 millones de dólares -, son los activos en moneda extranjera, principalmente dólares, que tiene el Banco Central y que respaldan a la base monetaria, o sea a los billetes y monedas en circulación; es decir, las divisas de otros países, así como los metales preciosos monetarios (oro y plata), que compra el Banco Central y que conserva para ser utilizadas cuando la economía lo requiera.

Dichas reservas no pertenecen, ni representan un ahorro del Gobierno, por lo que no puede hacer uso de ellas libremente, ni tampoco son propiedad del Banco Central, por lo que éste tampoco puede disponer de ellas a su libre voluntad.

El Banco de México compra las divisas que entran al país por diversos conceptos y que integran las Reservas Internacionales: por las exportaciones de petróleo, así como de otros bienes; por los gastos de los turistas extranjeros en el país; las ventas de otros servicios al exterior, o las remesas que envían los trabajadores mexicanos en el exterior, entre otros conceptos.

Técnicamente, las Reservas Internacionales del país se constituyen por: divisas y oro propiedad del Banco de México, que estén libres de gravamen y que su disponibilidad no esté sujeta a alguna restricción, más la posición a favor de México con el Fondo Monetario Internacional (FMI), derivadas de las aportaciones a ese organismo, denominadas en Derechos Especiales de Giro (DEG’s), derechos que pueden ser convertidos en monedas corrientes, más las divisas provenientes de financiamientos obtenidos con propósito de regulación cambiaria del FMI y otros organismos de cooperación financiera internacional, o que agrupen a bancos centrales y de otras personas morales extranjeras, que ejerzan funciones de autoridad en materia financiera, menos los pasivos del Banco de México en divisas y oro, excepto los que sean a plazo mayor de seis meses, al tiempo de hacer el cómputo de la reserva.

Existen tres definiciones de Reservas Internacionales: las Reservas Brutas, las Reservas Netas y los Activos Internacionales Netos.

Las Brutas se constituyen por los depósitos en el Banco de México en moneda extranjera del Gobierno Federal + los depósitos realizados por PEMEX en su cuenta corriente en moneda extranjera en el Banco de México + la venta de dólares a la banca, entre otros conceptos.

Las Reservas Netas se constituyen por la Reserva Bruta - los Pasivos a menos de 6 meses (pasivos en moneda extranjera a un plazo menor a seis meses y se componen principalmente por las cuentas corrientes en moneda extranjera del Gobierno Federal y de PEMEX).

Los Activos Internacionales Netos, por último, corresponden a la definición que dicta el FMI, que no permite al Banco Central considerar los pasivos que tiene con el propio FMI. (La deuda que tenía México con el FMI se terminó de liquidar en agosto de 2000, por lo que, a partir de esta fecha, los Activos Internacionales son prácticamente iguales a las Reservas Brutas; la diferencia es que éstas no incluyen las posiciones del Banco de México con los bancos centrales de otros países.

Caretas