En el Día de la Libertad de Expresión, periodistas mexicanos queremos, sin ningún tinte político, rendir homenaje a los héroes que nos salvan de la pandemia: personal de limpia, médic@s, enfermer@s, bomber@s , soldad@s y marin@s. GRACIAS! #PeriodistasMXgracias

Centro Histórico

  • La nueva cruzada de Beatriz Gutiérrez Müller:
  • Desmentir las fake news contra el gobierno de AMLO
  • El México del futuro ¿para sordos y estresados?
  • Nostradamus, la tercera guerra mundial
  • Por Crescencio Cárdenas Ayllón

 

Clase Turista

Pues sí señoras y señores a pesar de la espantosa amenaza del virusa llamado “corona” que en verdad se ha convertido en una corona de lágrimas para muchos hogares de varios países del mundo. Que levantaron en pie de guerra a millones de habitantes de este golpeado planeta y sin que eso exente a nuestro México que sufre consecuencias tardías y de consideración por la aplaudida costumbre de dejar todo para según se vaya presentado y sin contar con los recursos técnicos ni científicos para solucionar este problema que amenaza más, en todos los casos, a los adultos mayores por ser los más indefensos para soportar el ataque de esos virus.

Y sí como siempre hemos dicho en este espacio “hay lugar y tablas, lugar y tablas” para observar como de última hora se busca enfrentar a la amenaza  silenciosa como le llaman los poetas del amarillismo y , cosa curiosa, solo ataca como ya se sabe a los desvalidos mayores de 60 años y se sospecha que buscan liberar a los gobiernos del pago de pensiones ya que a los menores de edad niños pues no les afecta porque dicen los sabios del tema que cuentan con una coraza en sus pulmones que rechazan cualquier intento de penetrar de los bichos diabólicos.

Pero el terror que los anuncios, avisos y recomendaciones provocan en la población son característicos, por lo menos aquí en México, de actitudes electoreras, no obstante que se ofrecen sueldos y apoyos económicos para quienes no puedan acudir a sus labores diarias en gestos de benevolencia como si con ello se pudiera aplacar a esos virus cerveceros  --por lo del nombre--,

Lo que si se ha logrado es que disminuya hasta cierto punto la circulación de vehículos en la ciudad capital y gracias al enclaustramiento oficial, bajo el número de transeúntes en las calles antes pobladas gracias también a cierre de todo tipo de comercios. El cambio es notorio también porque ha disminuido el ruido en agitada Ciudad de México

Por cierto que en los años lejanos del famoso Regente del Distrito Federal --gobernado entonces por un funcionario apodado “el Regente de Hierro” de nombre Ernesto P. Uruchurtu--, la ciudad crecía a pasos agigantados pero había una restricción que mucho alegraba a los habitantes y era que  debido al paulatino incremento en el número de vehículos automotores y de motocicletas lo más sancionado era  el ruido y a quienes lo provocaban se les sancionaba  con severidad.

Entonces nadie hablaba de que nacía una contaminación,  se trataba de contaminación auditiva. Ahora se sigue la ruta del llamado “Mundanal Ruido” y la competencia ensordece más que otras manifestaciones y cosas no tan aceptables para integrarla a  la vida cotidiana.

Desde  hace algunos años a la fecha el ruido en la ciudad capital es ensordecedor al grado tal que provoca enfermedades auditivas y hasta sordera sin que alguna autoridad que meta en cintura  a los ruidosos vehículos de todo tipo a las motocicletas a lo que se suman ya a los vendedores de discos que ofrecen sus mercancías con el volumen a todo lo que da para atraer a sus clientes. Ah sil olvidar a los pregoneros de tamales oaxaqueños a través de grabaciones caseras al igual que los compradores de colchones, estufas y todo tipo de  fierros viejos

SÍ,  desgraciadamente todo es ruido y todo molesta y altera los nervios de ciudadanos que merecen el beneficio del silencio… o por lo menos del menor ruido posible

Diputada de Morena pide crear ley de ruido en CDMX….. La diputada local Lilia Rossbach Suárez denunció el aumento de quejas por ruido, que se ha convertido en uno de los problemas más sentidos en la capital del país, por lo que urgió a las autoridades capitalinas a revisar la normatividad sobre contaminación auditiva en la Ciudad de México.

Resaltó que se requiere conocer la evaluación normativa que al respecto ha emprendido la autoridad para atender desde el Congreso la actualización de las reglas mínimas de convivencia, a partir de lo que podría llegar a ser una ley del ruido en la Ciudad de México que conlleve la seguridad jurídica de los ciudadanos y evitar caer en el incumplimiento de la norma.

La legisladora agregó que, ante la percepción de que los parámetros que se implantaron en legislaciones pasadas para limitar el ruido en la ciudad no han tenido un buen resultado, cada vez son más las quejas de habitantes de diversas demarcaciones por la contaminación auditiva.

Señaló que la contaminación auditiva proviene tanto de fuentes fijas, que en parte son atendidas por las autoridades, como móviles, las cuales permanecen sin una metodología para su medición.

Aunado a esa situación, dijo que la Ley de Cultura Cívica prevé sanciones a los infractores de los máximos permitidos en emisiones sonoras, aunque a pesar de ello las faltas regularmente no se sancionan y quedan solamente en una solicitud para que los infractores bajen el volumen.

Ante ello, exhortó a las Secretaría del Medio Ambiente, a la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial y a la Consejería Jurídica y de Servicios Legales para que, en el ámbito de sus competencias, informen sobre incidencia y denuncias en materia de ruido, con lo cual se puedan establecer criterios para futuras políticas públicas en la materia.

Refirió que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la Ciudad de México es la octava metrópoli más ruidosa del mundo, según se desprende del Índice Mundial de la Audición que analiza 50 ciudades del orbe.

Algo interesante: Nostradamus y sus profecías. Este señor -astrólogo y físico- fue el vidente más leído y consultado en el Renacimiento. Nostradamus empezó a hacer profecías alrededor de 1547 y en 1555 publicó su libro insignia Las Profecías, una colección de 942 poemas que dizque predicen el futuro.

Al parecer algunas de sus profecías se cumplieron, por lo que su fama escaló a tal punto que hasta Catalina de Médici, esposa del rey Enrique II de Francia, lo llamó para que leyera los horóscopos de sus hijos.

Para 2020, además de la tercera guerra mundial, Nostradamus predijo desastres naturales, inundaciones y ataques terroristas en Europa, mucho progreso científico (¡ay, al menos!), un terremoto entre la zona de California y Vancouver, la llegada de un cometa a la Tierra (que, por supuesto, ya fue interpretado como que nos vamos a morir por un meteorito waaaaa), entre otras.

La ciencia lo detesta (por supuesto). Antes de que comiences a hiperventilar, recuerda que la ciencia afirma que las teorías o predicciones de Nostradamus no tienen valor científico y que, además, es muuuuy poco probable que un asteroide choque con la Tierra y nos destruya.

El pasado 16 de diciembre, el Centro de Estudio de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA aclaró que ningún cuerpo espacial tiene probabilidades de chocar con nuestro planeta durante los próximos 100 años.

¿Ves? No te preocupes.

Y por qué todo mundo habla del tema en este momento. Desde que tenemos memoria hemos escuchado: “Nostradamus predijo esto”, “Nostradamus predijo aquello”. Apenas comienza 2020 y ya leemos por todos lados que “¡Nostradamus tiene razón, ahí viene una tercera guerra mundial!”

Una de las profecías del astrólogo francés para este año contempla el comienzo de “una guerra apocalíptica”. A muchos les hizo sentido esta profecía después del asesinato del poderoso general iraní Qasem Soleimani en el aeropuerto internacional de Bagdad, en Irak, el cual podría desatar conflictos entre Irán y Estados Unidos.

Para que entiendas el tema, Newsweek en Español explica que EU bombardeó un convoy de vehículos en este aeropuerto, mató a nueve personas -entre ellas a Soleimani- y el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, pidió “severa venganza” por su muerte.

Pero más acá de las batallas escritas y verbales sobre virus asesinos teneos que Beatriz Gutiérrez Müller, esposa de Andrés Manuel López Obrador, ha iniciado una campaña contra las noticias falsas que se están propagando en redes sociales; incluso desmintió una información que había publicado el expresidente Felipe Calderón Hinojosa.

El mensaje más reciente de Gutiérrez Müller en redes sociales fue para advertir que en WhatsApp estaba circulando información de una tarjeta llamada Bansefi Prospera que supuestamente fue aprobada por el presidente y que ofrece montos de 8,000 a 12,000 pesos por motivos del coronavirus.

En un resumen  escrito por un colaborador de Yahoo Noticias la esposa del Presidente escribió: “Siguen las cadenitas de WhatsApp con falsas noticias, como ésta. Además de mentirte, pueden meter otros 'virus' en tu computadora o teléfono. Infórmate en fuentes oficiales”. Horas antes de ese mensaje, la doctora en Teoría Literaria publicó otro tuit para desmentir un post de Felipe Calderón, en el que insinuaba que durante la visita de AMLO a Badiraguato, Sinaloa, había estado presente Aureliano Guzmán Loera, alias “El Guano”, hermano de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

En su mensaje, Gutiérrez Müller escribió: #BastaDeFakeNews, el señor de la foto (omitimos su nombre) es en realidad un médico de Villa Unión, Mazatlán. Pero el tema no quedó ahí, ya que durante la conferencia mañanera el presidente hizo mención de las noticias falsas y de ese mensaje de Calderón Hinojosa.

“En el Twitter desatados… no le hace que el expresidente Calderón haya puesto que comí con el hermano de Guzmán Loera y era un médico del seguro, pero a lo mejor hoy ofrece disculpas, pero eso no importa porque la gente sabe distinguir. Lo interesante es que busquemos la unidad en estos momentos, es una tregua, un mes”, afirmó.

Ante ese dicho del presidente a Calderón no le quedó de otra más que pedir disculpas, aunque de una forma un tanto extraña. “Sr. Presidente: aquí acompaño el tweet en el que hice una pregunta abierta. No hice la afirmación que usted dice. Pregunté y estoy en mi derecho. También publiqué la aclaración de la Sra. Beatriz Gutiérrez. Si eso le parece ofensivo o calumnioso, me disculpo.

(No lo es)”.

Por lo demás, todos estamos bien.

Caretas