Se comenta solo con...

  • No que no
  • Por Carlos Ramos Padilla

 

Clase Turista

“Estamos dialogando ahorita, estamos dialogando con muchos grupos y están de verdad, nos han manifestado ya que no quieren seguir en esta violencia, que ellos quieren deponer las armas y quieren caminar hacia la paz, varios grupos no quiero especificar”, declaraciones de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Ni para darle marcha atrás ni para enmendar como trató de hacer el gobierno de la 4aT al señalar que es sólo con las autodefensas. Como sea, la primera pregunta y la más elemental: si ya tienen detectados a estos grupos fuera de la ley porque no se los aprehenden, se les sanciona de acuerdo a los códigos penales que bien conoce Sánchez Cordero?

La segunda: ¿ya empezó la amnistía? Y la tercera: el Gobierno o está para dialogar con crimínales, negociar, pactar?

Esas células, grupos, pandillas, vándalos, como quiera usted calificarlos han ocasionado la muerte de miles y miles de mexicanos y han subsistido, como en Michoacán, con la complicidad del poder. Esos gatilleros, sicarios, crimínales o asesinos, o como desee usted considerarlos deben cuentas claras a la nación.

Han cometido los más atroces e inimaginables atentados contra los derechas y vida de las personas. Viven fuera de la ley, andan armados y contribuyen a que el crimen organizado sea cada día más fuerte. Y aunque AMLO se conmueva con la sentencia al Chapo, el gobierno, que para eso está y tiene los recursos, debe fajarse los pantalones y enfrentar este grave problema de la violencia.

Debo recordar que quienes hoy dicen gobernar por voluntad propia protestaron al cargo y juraron hacer cumplir la ley. Sabían la responsabilidad adquirida y aun así formularon promesas y diseñaron sus estrategias, incluso la creación de una Guardia Nacional que ha servido para dos cosas: policía migratoria y cateadores de o meros personales de usuarios del metro.

Hasta el momento no se ha dado con ninguna detención de algún capo líder de carteles. Y nuevamente el mes anterior destaca por el número de muertos, nada más en Chihuahua dejarán cinco cuerpos en puentes, tres de ellos colgados. Pero qué tal Martí y Monreal se pelean el botín legislativo, lo demás le importa menos que un pepino y ahí están las marchas callejeras multiplicándose por los cotidianos fracasos de una 4T que no evoluciona como lo prometieron. Deben informarse que la CDMX resulta por los asaltos y agresiones en todas las alcaldías. Y no entendemos por qué no se acaba de una vez por todas con los narcomenudistas en Tláhuac o en la zona de Santo Domingo, en la frontera con la UNAM. Que delicada la declaración de Sanchez Cordero porque si no es en realidad, así como ella lo dijo, pues entonces que clase de gabinete tenemos que ni siquiera saben expresar los pormenores de las medidas que toman.

O quizá tengan otros daros. Sería por demás interesante saber que piensa el subsecretario Ricardo Peralta y si él estaría dispuesto a “dialogar” con crimínales.