“Piso parejo y sin privilegios” al diseñar IEPS en bebidas alcohólicas piden empresarios a diputados y senadores

  • Problemas apremiantes que requieren atención, salud física y mental de la población

 

Clase Turista

(CODICS).- La Alianza Nacional por un Consumo Responsable de Bebidas Alcohólicas, advirtieron que el esquema impositivo actual conocido como “Ad Valorem”, ha generado una distorsión en el mercado pues privilegia a las bebidas alcohólicas con alto contenido de alcohol “absurdamente baratas que incentivan un consumo peligroso, principalmente en jóvenes y en grupos vulnerables” por lo que urgieron al Poder Legislativo “piso parejo y sin privilegios”.

México lo que necesita resolver para el futuro son dos problemas apremiantes: salud física y mental de su población así como más recursos económicos para atender las consecuencias de la pandemia en los años por venir, señalaron.

Esta alianza conformada por la Asociación Nacional de las Denominaciones de Origen, Consejo Regulador Mezcal Denominación de Origen, AcerMex Mexicanos Independientes, Asociación Nacional de Abarroteros Mayoristas, Andivyl A. C. y la Asociación de Importadores y Representantes de Alimentos y Bebidas A. C., dejaron en claro que “llegó el momento de construir por México. Más allá de intereses particulares. Por encima de proteger beneficios económicos excesivos”.

Por todo lo anterior, hicieron un llamado a diputados y senadores para que modernicen el IEPS de bebidas alcohólicas y con ello hacer que México sea más grande y  fuerte.

Expusieron que la iniciativa de modernizar el IEPS a un sistema Ad quantum, del Senador Gerardo Novelo y del Diputado Pérez Negrón,  implica apenas subir $1 peso por lata de cerveza industrial.

Este peso adicional por lata de cerveza industrial genera, en automático, una mayor recaudación: más de $20 mil millones de pesos en beneficio de las finanzas públicas.

Esto es así ya que el 94% del consumo de alcohol en México es cerveza industrial y este 94% de consumo de alcohol en México queda detentado fundamentalmente en dos grandes compañías.

Por ello, aclaró la Alianza: “no quieran engañar, sólo el 1% del consumo total de alcohol es bebida cara y esa bebida se consume excepcionalmente y en porciones muy pequeñas”.

El esquema actual conocido como “Ad Valorem” nos ha llevado también a que se privilegie a las bebidas alcohólicas con alto contenido de alcohol absurdamente baratas, generando una distorsión en el mercado.

Además frena la posibilidad de competencia de los pequeños y medianos productores de bebidas alcohólicas nacionales como lo son las cervezas artesanales, vinos mexicanos y bebidas con denominación de origen como el tequila, mezcal, charanda, sotol y bacanora.

El cambio propuesto para modernizar el esquema actual, permite un modelo justo de pago de impuestos, dado que todas las bebidas pagarán la cantidad de alcohol que contienen.

Permitiendo que los productores nacionales puedan competir y crecer, ofreciendo empleos en el campo y productos de altísima calidad.

Y lo más importante, se protegerá a la población más vulnerable de estos efectos.

Productos tan baratos, premian el consumo de mucho alcohol en poco tiempo.

En contraste, productos de mejor calidad y precio mayor conllevan a una mayor reflexión en el consumidor al momento de decidir su patrón de consumo, “de lo bueno, poco”.